Ante las medidas aprobadas por el Gobierno el 31 de marzo, ¿puedo rescatar mi PPA o AJ?

Sí, se pueden rescatar parcialmente en determinados supuestos relacionados con los efectos económicos de la crisis sanitaria motivada por el COVID-19, tal como aprobó el Gobierno en la disposición adicional vigésima del Real Decreto ley 11/2020 de 31 de marzo y lo ha desarrollado posteriormente en el Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril. Estos supuestos se suman a los ya establecidos en normativas anteriores, que permitían el rescate en caso de enfermedad grave o desempleo de larga duración.

A continuación, resumimos las características de la medida extraordinaria aprobada por la COVID-19. Se podrá pedir un rescate parcial sólo si se cumple alguna de estas condiciones:

  • Estar en situación legal de desempleo por un ERTE motivado por la COVID-19.
  • Ser empresario titular de establecimientos cuya apertura al público se haya visto suspendida como consecuencia del estado de alarma (Real Decreto 463/2020). Cabe señalar que este supuesto no afecta a los Arquitectos Técnicos, porque su actividad no se vio suspendida en el mencionado Real Decreto.
  • En el caso de los trabajadores por cuenta propia que hayan cesado en su actividad o cuya facturación se haya reducido en un 75 por ciento como consecuencia de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

En cuanto a la cuantía a rescatar si se está en una de las tres situaciones que lo permiten, tiene que ver con el menoscabo de ingresos. El Gobierno especifica que el importe deberá ser justificado por el partícipe, asegurado o mutualista, que podrá rescatar como límite máximo la menor cifra que resulte de una de estas dos opciones:

  •  Opción 1: Lo que corresponda en cada caso:
    a. ERTE: los salarios netos dejados de percibir mientras se mantenga la vigencia del ERTE, con un periodo de cómputo máximo igual a la vigencia del estado de alarma más un mes adicional.
    b. Empresarios: Los ingresos netos estimados que se hayan dejado de percibir debido a la suspensión de apertura al público, con un periodo de cómputo máximo igual a la vigencia del estado de alarma más un mes adicional.
    c. Trabajadores por cuenta propia: los ingresos netos que se hayan dejado de percibir como consecuencia de la situación de cese de actividad durante un periodo de cómputo máximo igual a la vigencia del estado de alarma más un mes adicional.
  •  Opción 2: 1.645,8 euros mensuales en la proporción que corresponda al período de duración del ERTE, al periodo de suspensión de la apertura al público del establecimiento o al periodo de cese de la actividad, según corresponda. En todo caso, en los tres supuestos el periodo de tiempo máximo a computar es la vigencia del estado de alarma más 1 mes adicional.Cabe señalar que la cuantía máxima rescatable aplica al conjunto de planes de pensiones (PPA, PPSE y mutualidades de previsión social) de los que sea titular, no puede solicitarla a cada plan, aunque los tenga en distintas entidades. También es importante destacar que se tributará por todo lo rescatado en el IRPF de 2020.
    .
    ¿Qué documentación debo presentar para solicitar el rescate parcial de mi PPA o AJ según el rescate excepcional regulado por el COVID-19?

Según si solicitamos el rescate regulado en los Reales Decretos-leyes 11/2020 y 15/2020 porque estamos en un ERTE, somos empresarios afectados o somos trabajadores por cuenta propia, la documentación a presentar es distinta, según detallamos a continuación.

En el supuesto de ERTE derivado de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 se presentará:• Certificado de la empresa en el que se acredite que el interesado se ha visto afectado por el ERTE, indicando los efectos del mismo en la relación laboral para el interesado.
• La cuantía se justificará con la última nómina previa al ERTE.
o En el supuesto de empresario titular de establecimiento cuya apertura al público se haya visto suspendida se presentará:
• Declaración del mutualista en la que éste manifieste, bajo su responsabilidad, que cumple con los requisitos.
• La cuantía se justificará mediante la presentación de la declaración anual del IRPF correspondiente al ejercicio anterior y, en su caso, el pago fraccionado del IRPF y las autoliquidaciones del IVA correspondientes al último trimestre.
• El solicitante deberá aportar una declaración responsable en la que se cuantifique el importe mensual de reducción de ingresos.
o En el supuesto de ser trabajador por cuenta propia que haya cesado en su actividad durante el estado de alarma decretado por el Gobierno por el COVID-19 se presentará:
• Certificado expedido por la AEAT o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.
• La cuantía se estimará mediante la declaración anual del IRPF correspondiente al ejercicio anterior y, en su caso, el pago fraccionado del IRPF y las autoliquidaciones del IVA correspondientes al último trimestre.
• El solicitante deberá aportar una declaración responsable en la que se cuantifique el importe mensual de reducción de ingresos, en base a las estimaciones.
• En el supuesto de ser trabajador por cuenta propia que haya cesado en su actividad o cuya facturación se haya reducido en un 75 por ciento durante el estado de alarma decretado por el Gobierno por la COVID-19 se presentará:
Certificado expedido por la AEAT o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.
La cuantía se estimará mediante la declaración anual del IRPF correspondiente al ejercicio anterior y, en su caso, el pago fraccionado del IRPF y las autoliquidaciones del IVA correspondientes al último trimestre.
La información contable que justifique la reducción de la facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se ha visto reducida, al menos, en un 75 por ciento en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.
El solicitante deberá aportar una declaración responsable en la que se cuantifique el importe mensual de reducción de ingresos, en base a las estimaciones.
Si el solicitante no pudiese aportar alguno de los documentos requeridos, podrá sustituirlo mediante una declaración responsable que incluya la justificación expresa de los motivos, relacionados con las consecuencias de la crisis del COVID-19, que le impiden tal aportación. Tras la finalización del estado de alarma y sus prórrogas dispondrá del plazo de un mes para la aportación de los documentos que no hubiese facilitado.
Para solicitarlo, debe enviarnos esta documentación a premaat@premaat.es . Una vez tengamos toda la documentación, el plazo para hacerle el ingreso será de siete días. También puede solicitarlo a través de DAAC,, a través de seguros@daacslu.com , el plazo correrá desde el momento que la documentación entre en Premaat.

Es muy importante destacar que, aunque estemos en situación extraordinaria, todo lo que se rescate estará sujeto “al régimen fiscal establecido para las prestaciones de los planes de pensiones”, según especifica la norma. Es decir, que se tributará por él en el IRPF de 2020.

¿Puedo rescatar el Plan Profesional bajo los mismos supuestos?
Al tratarse de un producto alternativo a la Seguridad Social el rescate no es posible en ese caso. El Real Decreto-ley 15/2020 dice explícitamente en su artículo 23.6: “En el caso de las mutualidades de previsión social que actúen como sistema alternativo al alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, no se podrán hacer efectivos los derechos económicos de los productos o seguros utilizados para cumplir con dicha función alternativa”.